Cómo hacer Gelatina de Naranja

Os presentamos una receta de gelatina de naranja, una de las gelatinas más agradecidas y fáciles de elaborar.

No sin antes explicaros brevemente algunas de sus interesantes propiedades, así como sus beneficios, que son muchos como podéis leer después de la receta:

Control del peso, fortalecer los huesos, etc

La gelatina está compuesta por una gran cantidad de proteína (entre un 98 % y un 99 %) procedente del colágeno y entre un 1 % y un 2 % de sales minerales y agua.

Receta de gelatina de naranja

Raciones: 6-7 vasitos

Tiempo: 5 minutos de preparación y 4 horas de reposo

Ingredientes

  • 1 litro de zumo exprimido natural de naranja, mandarina o ambas.
  • 8 hojas o láminas de gelatina (si se utiliza en polvo consultar instrucciones en el envase)
  • Azúcar (60gr), o el equivalente en miel o endulzante que se prefiera

Preparación

  • Exprimimos las naranjas o mandarinas
  • Colamos el zumo para que quede fino, sin grumos.
  • Ponemos las hojas o láminas de gelatina a hidratar en agua fría de 5 a 10 minutos hasta que se disuelvan y escurrir el agua.
  • En un cazo calentamos sin que llegue a hervir, la mitad del zumo junto con el azúcar o endulzante
  • Mezclar las láminas escurridas en el cazo añadiendo el resto del zumo y mezclarlo bien todo
  • Verter el contenido en los vasitos dejando enfriar y una vez enfriados los pondremos en la nevera como mínimo 2-3 horas. Al enfriarse es cuando cuaja.
  • Un detalle a tener en cuenta es que conviene que los tapemos para que no absorban olores.

 

Gelatina de naranja

La gelatina ayuda al control del peso. Gracias a su contenido de fibra y proteínas, la gelatina ayuda a sentir saciedad, una opción saludable cuando estás a dieta. Además, ayuda a que los huesos se mantengan fuertes.

La gelatina es muy utilizada en la fabricación de alimentos para el enriquecimiento proteínico, para la reducción de hidratos de carbono y como sustancia portadora de vitaminas.

La cantidad de opciones que te dan los cítricos en general para realizar distintas recetas, como postres, primeros platos, meriendas o cenas, acostumbrarte a sus sabores, además de fácil, es sano y sabroso.  

 

Deja un comentario